Viajando a un mundo saludable

0
806

Por Dr. MSc. Julio César Ginarte Suárez

El viajar y conocer el mundo se ha convertido en una parte esencial del desarrollo espiritual de los seres humanos; sin embargo, para lograr esto es necesario tener en cuenta la importancia de conocer y proteger el medio ambiente, ya que de la interrelación entre éste y el hombre depende en gran medida el mantenimiento del estado de salud de ambos.

Durante su recorrido, el ser humano  interactúa con un conjunto de elementos naturales como: energía solar, suelo, agua, aire y  organismos vivos: plantas y animales, que lo rodean y puede influir negativamente sobre ellos produciendo efectos indeseados con consecuencias muchas veces irreversibles.

Cuando esto ocurre estamos en presencia de un problema ecológico o ambiental lo cual puede producir afectaciones a la salud del individuo. Por mencionar un ejemplo: se afirma que los contaminantes y sus derivados que emiten tanto personas como instituciones pueden tener efectos negativos al interactuar con moléculas que son decisivas para los procesos bioquímicos o fisiológicos del cuerpo humano, lo que se puede traducir en la aparición o agravamiento de ciertas enfermedades (cardiovasculares, de la piel, inmunológicas, entre otras), sobre todo en determinados grupos poblacionales como ancianos y niños.

Se considera además, la importancia de preservar el agua como fuente natural indispensable para la vida, pues es inquietante la crítica situación de los países del tercer mundo con la escasez y contaminación de este vital recurso natural; sobre todo cuando su consumo se hace indispensable y en proporciones adecuadas al visitar países tropicales donde el calor aumenta considerablemente los requerimientos hídricos.

De igual forma, la presencia en el aire de partículas, gases, vapores, y otros, producidas por la actividad humana desempeña una función importante en la transmisión de afecciones que se adquieren por vía respiratoria y que tanta importancia tienen para la salud pública.

La contaminación de los suelos, es por lo común, una consecuencia de hábitos antihigiénicos, de diversas prácticas en bosques y campos y de métodos inapropiados de eliminación de residuales líquidos y desechos sólidos, por consiguiente, el suelo se contamina cada vez más con sustancias químicas que pueden llegar a lacadena alimentaria, aguas superficiales y subterráneas, y por último, ser ingeridas por el hombre.

Como podemos ver es urgente e inaplazable la contribución humana a través de la protección ambiental para mitigar los daños ocasionados, de lo contrario, se estará condenando el futuro del planeta y con esto las aspiraciones del hombre de conocerlo y disfrutarlo.

Fuente: http://www.caribbeannewsdigital.com/

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here