Turistas que visitan la República Dominicana prefieren el “Todo Incluido”

0
1225

Comentando un estudio I

Bolivar Mejía

Santo Domingo.  La modalidad de la oferta “Todo Incluido” es la opción de mayor demanda por los casi cinco millones de turistas que visitan la República Dominicana cada año, a la cual se acoge cerca de un 75% de esos visitantes.

No creo que este interesante estudio realizado por la firma italiana Target Euro, contratada por el Ministerio de Turismo para diseñar la Estrategia Nacional de Desarrollo Turístico, haya descubierto algo nuevo. Desde finales de la década del 70 y principio de los 80 que es cuando comienza en el país el boom del desarrollo turístico hasta nuestra fecha, el todo incluido ha sido el sello “distintivo” del turismo de la República Dominicana, es nuestra principal producto turístico, por no decir el único, vendemos sol y playa.

Según este estudio un 74.8% de los extranjeros prefiere pagar por un plan que le incluya el alojamiento, los alimentos y las bebidas, contrario a un 25.2% que se acoge a otra metodología.

Como país debemos comenzar a trabajar para mejorar la calidad de nuestro turismo ya que el “Todo Incluido” ofrece los precios más bajos del mercado, hay poca diferenciación con otros destinos y la competitividad por costos es de muy baja rentabilidad; por este motivo la tendencia debe ser a disminuir ese 74.8% que arroja el estudio y elevar el 25.2%, creando productos en base a nuestro patrimonio natural y cultural y en torno a estos confeccionar la marca país que nos identifique y nos diferencie.

Señores no es de extrañar que la mayor demanda de nuestro producto turístico corresponda al 87.9% de turistas europeos, los grandes tour operadores manejan estos paquetes y condicionan los precios de los mismos, dominando la cadena de distribución del producto turístico, lo que va en detrimento de los destinos y de la industria, y en última instancia se degrada el servicio para reducir costos. Esto debe impulsarnos a ser más creativos y demostrarles a los tour operadores que nuestros productos pueden mejorar, incorporando a la estrategia, nuestro potencial natural, social, cultural y patrimonial y de esta forma optimizar nuestra oferta.

El turista del todo incluido es el que menos gasta en un destino, permanece encerrado en el resorts comiendo y bebiendo, apenas llega a conocer el aeropuerto por donde entra, mira los paisajes en el camino que le lleva al hotel y pasados unos cuantos días realiza el mismo trayecto hacia su destino de origen. No puede sorprendernos entonces, que la mayoría de esos turistas piensen que Punta Cana es el país y no una región de un destino mucho más amplio y con una gran diversidad llamado República Dominicana.

Un 82.1% de los sudamericanos prefieren el todo incluido, los Norteamericanos con un 76.7%; los de América Central y el Caribe, con un 62.1%.

Salvo el 19 % de los no residentes que vienen al país a visitar a sus familiares según el estudio y que aprovechan para pasarse unos días en algún resort, los sudamericanos, los norteamericanos y los de América Central y el Caribe, forman parte de los paquetes turísticos que arman los tour operadores y agencias de viajes, para que la gran masa de turistas de de mas bajos recursos, pase unos días en el Caribe tomando el sol y disfrutando de nuestras hermosas playas.

El destino República Dominicana es líder en el Caribe en Cantidad de visitas y en número de habitaciones, estamos luchando por alcanzar la cifra de los 10 millones de turistas; pero algún chusco se preguntará ¿Por qué si recibimos mas visitas y tenemos más habitaciones que otros destinos del Caribe, no lideramos el renglón de las divisas, y son nuestros competidores los que se llevan la palma en este casillero?

La respuesta es simple, tal parece que aún no hemos entendido, que en el negocio del turismo la calidad es más rentable que la cantidad. En una próxima entrega continuaremos comentando el interesante estudio para una Estrategia Nacional de Desarrollo Turístico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here