Las enfermedades infecciosas y los riesgos para el turista

0
581

Por: MSc. Dr. José Antonio Jorge Valera, MSc. Dra. Acela Cruz Trujillo

El riesgo de infectarse varía en función de varios parámetros como son: el motivo del viaje, el itinerario dentro del área, la calidad del alojamiento, la higiene y los saneamientos, así como la conducta del viajero. En algunos casos las enfermedades podrán prevenirse mediante vacunaciones, pero hay otras enfermedades infecciosas, incluidas algunas de las más importantes y más peligrosas, para las que no existe inmunización.

Las precauciones generales pueden reducir en gran medida el riesgo de exposición a agentes infecciosos y es necesario aplicarlas cuando se visita cualquier destino donde exista un riesgo significativo de exposición, aunque se esté vacunado o se tome medicación preventiva.

Dentro de las enfermedades que se pueden contraer están:

  • Enfermedades transmitidas por los alimentos y el agua, que usted las puede evitar tomando  precauciones higiénicas con relación a todos los alimentos, agua de bebida y otro tipo de bebidas consumidas durante el viaje, por ejemplo la fiebre tifoidea y el cólera entre otras.
  • Enfermedades transmitidas por vectores, que el riesgo  puede reducirse adoptando precauciones para evitar las picaduras de insectos y el contacto con otros vectores en aquellos lugares donde es probable que esté presente la infección. Por ejemplo  el paludismo, la fiebre amarilla, el dengue, el Chikungunya y otras.
  • Enfermedades transmitidas por animales (zoonosis) Estas incluyen  un gran número de infecciones que pueden ser transmitidas a humanos por mordeduras de animales o contacto con sus fluidos corporales o  excrementos contaminados o por el consumo de alimentos de origen animal, especialmente productos cárnicos y lácteos. El riesgo de infección puede reducirse evitando un contacto próximo con cualquier tipo de animal (incluidos los animales salvajes, cautivos y domésticos) en aquellos lugares donde es probable que esté presente la infección. Entre estas  la rabia, la tularemia, la brucelosis, la leptospirosis.
  • Enfermedades de transmisión sexual  (ITS) se contagian de persona a persona a través de prácticas sexuales inseguras. Se puede reducir el riesgo de infección evitando las relaciones sexuales esporádicas sin protección y mediante el uso de preservativos. Estas son la hepatitis B, el VIH/SIDA y la sífilis.
  • Enfermedades transmitidas por la sangre: El contagio es a través de la sangre y  se transmiten por contacto directo con sangre u otros fluidos corporales infectados. Se puede reducir el riesgo de infección evitando el contacto directo con sangre y fluidos corporales, el uso de agujas y jeringuillas potencialmente contaminadas para inyecciones, u otros procedimientos médicos o cosméticos que penetran la piel (incluidos acupuntura, piercing y tatuajes), y evitando las transfusiones de sangre no segura. Las principales enfermedades son la hepatitis B y C, el VIH/SIDA y el paludismo.
  • Enfermedades transmitidas por el aire: Estos núcleos goticulares pueden permanecer suspendidos en el aire por algún tiempo. Los núcleos goticulares son los residuos de las gotas evaporadas.   La transmisión por gotas ocurre cuando gotas más grandes (> 5 micras), contactan con la mucosa nasal, oral o conjuntival de un individuo susceptible. Las gotas normalmente se generan cuando el individuo infectado tose, se suena o habla. Las enfermedades que se transmiten de esta forma incluyen difteria, gripe, meningitis, parotiditis, tos ferina y SRAS.
  • Enfermedades transmitidas por el suelo: incluyen las causadas por formas latentes (esporas) de agentes infecciosos que pueden provocar infección por contacto con heridas abiertas en la piel (pequeños cortes, arañazos, etc.). Puede reducirse el riesgo de infección protegiendo la piel del contacto directo con el suelo en lugares donde es probable que haya presente infecciones. Ejemplos de enfermedades bacterianas transmitidas por este medio son el carbunco y el tétanos. Ciertas infecciones parasitarias intestinales, como la ascariasis y la trichuriasis, son transmitidas a través del suelo y la infección puede ser resultado del consumo de verduras contaminadas. Las infecciones por hongos pueden ser adquiridas mediante inhalación a partir del suelo contaminado transmitidas por este medio son el carbunco y el tétanos.

fuente: http://www.caribbeannewsdigital.com/

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here